El día a día nos brinda oportunidades maravillosas y sencillas para trabajar la capacidad de comunicación del niño.

  • Cada vez que estéis en una tienda, pídele a su hijo que pregunte al empleado de la tienda dónde se encuentra algo.
  • Siempre haz que tu hijo ordene su propia comida al hacer un pedido en un restaurante. Es capaz de decir qué va a comer él y por lo tanto comunicar esto a la persona que nos atiende.
  • No respondas las preguntas que alguien le hace a tu hijo. Quédate en silencio por el momento, dando la oportunidad de responder al niño. Si no responde, simplemente puedes ayudarle diciendo: “tal persona (la nombramos) te hizo una pregunta. Vamos a responderle. ¿Te gustaría volver a escuchar la pregunta?» Si la persona en cuestión dice: «Oh, está bien. No necesita responder «. Deberías tratar de responder pidiendo que te concedan la oportunidad de que el nño responda. Puedes decir algo como por ejmeplo «En realidad sí, te puede responder».

Siempre piensa en el adulto en el te gustaría que se convierta tu hijo y ayúdale a afrontar los retos que se van presentando en el día a día. ¿Con qué frecuencia haces cosas que contribuirán a ese resultado?

¿Se te ocurren mas acciones del día a día que pueden ayudar al niño a trabajar su capacidad de comunicación y de trabajar la seguridad en sí mismo? Compárte con nosotros como afrontas este tipo de situaciones.

Rasgos y habilidades para la vida

Via Countryside day school

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.