Scott Hebert ha logrado convertir el aburrimiento de las clases de ciencias en una gran aventura en la que todos sus alumnos están implicados en derrotarle.

Scott Hebert ha transformado el programa en un juego de rol. Él encarna al malvado Rey Minotauro y sus alumnos de 13 y 14, organizados en 4 gremios, luchan para derrotarlo.

“Gracias a esta estrategia, se ha fortalecido mi amor por la enseñanza. Cada clase es única y diferente”.

Scott es profesor de una escuela secundaria de Edmonton (Canadá), y durante sus clases sus alumnos adquieren puntos de experiencia (que luego se trasladan a buenas notas) sorteando distintas misiones, busquedas de tesoros y batallas, en las que deben utilizar conocimientos de ciencias para avanzar. Sus unicas armas son sus tabletas y una pizarra donde llevan el control de sus progresos.

A lo largo del curso, los alumnos se enfrentan a distintas misiones, batallas y búsquedas de tesoros para ganar puntos de experiencia (que luego se trasladan en buenas notas), hasta llegar al paradero de la joya que oculta el enemigo final. Sus únicas armas son pequeñas tabletas y una pizarra donde apuntan sus progresos. Durante las distintas pruebas, Scott utiliza temáticas como la biología y anatomía pero de una forma practica y divertida, logrando que sus alumnos se diviertan mientras aprenden.

Herbert ha convertido los deberes en entrenamientos y los examenes en grandes batallas. Sus alumnos encantados, uno de ellos explica:

“Hebert hace que sea algo divertido sin que parece que estés en clase. Es como si estuvieras jugando todo el tiempo”.

Pero Scott no se conforma, incluso ha ido un paso mas allá. Ha abierto un canal de Youtube para explicar como implantar su método en otros colegios. Tambien tiene una web donde explica y comparte su juego The Land of Scientia Terra a todo aquel que quiera aplicarlo.

[Via Edmonton Journal]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here