Es posible que los bebés de un año no puedan hablar, pero pueden pensar lógicamente, según una nueva investigación  publicada este mes de marzo en la revista “Science“.

Los autores, un equipo proveniente de varias instituciones europeas, estudiaron a bebés de 12 y 19 meses, cuando el aprendizaje de idiomas y la producción del habla apenas han comenzado, pero antes de que se haya logrado un dominio complejo.

El tipo de razonamiento en cuestión, el proceso de eliminación, se denomina formalmente “silogismo disyuntivo”. Es así: si solo A o B pueden ser verdaderos, y A es falso, entonces B debe ser verdadero. Entonces, si la copa es roja o azul, y no es roja, entonces es azul.

“Nuestra investigación tiene como objetivo investigar los fundamentos más antiguos de nuestra capacidad para razonar lógicamente”, dice Nicolo Cesana Arlotti investigador de Johns Hopkins University, “una base importante para el aprendizaje, la creatividad y la flexibilidad en la mente humana”.

Cómo un niño de 1 año razona como un científico.

Reconoce que sus hallazgos no niegan la importancia del lenguaje y la comunicación simbólica para el desarrollo del cerebro humano y nuestra historia evolutiva. Sin embargo, la nueva investigación sugiere que tal vez no sea del todo necesario para dar forma a las capacidades de razonamiento lógico del cerebro. Planea seguir trabajando para estudiar cómo la lógica preverbal aún puede diferir de las habilidades de razonamiento que surgen una vez que aparece el lenguaje, ya que el lenguaje puede abrir habilidades de razonamiento adicionales que no están disponibles para el cerebro sin palabras. También espera explorar más profundamente el desarrollo mental de los niños pequeños.

La teoría que se propone nos pide que consideremos seriamente la posibilidad de que los bebés sean pequeños lógicos, que puedan crear representaciones lógicas de situaciones y hacer inferencias de ellas de una manera racional. Los bebés parecen utilizar abstractamente los operadores lógicos que comienzan a utilizar reglas, creando representaciones de conjuntos o aprendiendo palabras. Y ahora hay buena evidencia de que los niños pequeños participan espontáneamente en una forma de juego exploratorio que puede describirse como un tipo de prueba y confirmación de hipótesis racionales sugiriendo la presencia de representaciones lógicas muy avanzadas necesarias para formular y probar hipótesis.

El proceso de eliminación no es necesariamente la forma más fácil de razonamiento pero es crucial para el pensamiento superior, dice Justin Halberda, un psicólogo y experto en desarrollo infantil de la Universidad Johns Hopkins que no participó en el estudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here